La familia | Importancia e implicación en los tratamientos de TCA

Blog

Hoy, 15 de mayo, se celebra el día internacional de las familias. El objetivo de este día es concientizar a la población sobre la importancia de la familia en la educación y la formación de los hijos desde la primera infancia, así como fomentar los lazos y la unión familiar creando una oportunidad para promover la visibilidad y dar a conocer todos los procesos, dinámicas y problemáticas de carácter social, económico y demográfico que afectan a las familias.

Cada vez constatamos más una realidad social y familiar diversa, advertimos que el modelo familiar convencional no es el único, apreciando que las nuevas estructuras familiares cumplen con las funciones de cariño, protección y socialización. Actualmente, notamos que las familias están compuestas de diversas maneras alejándose de lo que se conocía como la familia clásica.

 

¿Qué hacemos como familia cuando un integrante enferma?

 

El acompañamiento familiar es clave en la recuperación del paciente. En ocasiones este no es comprendido y, en algunos casos, como en el de la depresión, suele ser visto como alguien sin ánimo de vivir y a quien constantemente intentan consolar y alegrar para mitigar su síntoma.

En los casos de TCA nos solemos encontrar con familias que piensan que es un problema netamente alimentario y que el paciente se recuperará comiendo. La familia debe intentar comprender el trasfondo de la enfermedad y participar activamente en el tratamiento.

 

¿Cuál es el papel de la familia en los TCA?

 

Es fundamental que, en los pacientes con TCA, haya participación familiar desde el primer momento.

Como profesionales clínicos muchas veces nos encontramos con situaciones de negación o inclusive con clichés de una sociedad cerrada en la que, por miedo al qué dirán, no se habla abiertamente de la enfermedad. El problema crece y termina alimentando la patología dentro de la familia.

 

¿Qué le pasa a mi hijo/a con TCA?

 

Los pacientes con TCA están sufriendo, sin embargo, sienten placer al someterse a sus rituales de control (realizar atracones, ejercitarse de manera extrema, laxarse, no comer, purgarse, etc.) los cuales poco a poco absorben al paciente hasta volverlo objeto de la enfermedad.

El entorno de la persona con TCA suele hacerse más pequeño ya que el paciente se aísla lentamente al estar continuamente pensando en lo que debe o no hacer para continuar con la enfermedad.

Es ahí cuando la familia tiene que actuar, no solo llevando al paciente a recibir tratamiento, desentendiéndose del problema sino además estando presente y siendo un aliado del equipo clínico.

Poco podemos hacer si no involucramos a los padres en el tratamiento. Desde Fametsis Psicoterapeutas, creemos en el enfoque familiar y, por ello, todos los tratamientos tienen como complemento la terapia familiar ya que está comprobado que cuando la familia está presente en el tratamiento, hay una mejor evolución. El alimento más nutricio y primordial es la familia.

Por eso es muy importante que la familia esté informada, colabore con el tratamiento y sepan cómo tratar las diferentes situaciones que se puedan ir generando en casa.

Nuestro equipo explica a los padres o tutores desde el primer momento la importancia que tiene la familia en el tratamiento, con sesiones de psicoeducación para poder entender la enfermedad.

Por otro lado, si es pertinente, se trabaja a nivel relacional con los padres separando conyugalidad de parentalidad, y a la vez, se hace un trabajo con hermanos del paceiente, si los hubiera, para ayudarles a generar red de apoyo capaz de contener la angustia del paciente.

Es importante recibir ayuda psicológica, contacta con nosotros si sospechas que tu hijo pueda tener un TCA.

Trastornos alimentarios