Mindfulness - Una práctica que hace consciente lo inconsciente

Blog

Mindfulness

¿Qué es el mindfulness?

El Mindfulness o conciencia plena se define como la capacidad de focalizar la atención en el momento presente. Es una técnica muy relacionada con la meditación, y tiene más de 2000 años de historia.

Hace poco más de 40 años en la universidad de Massachusetts un grupo de personal sanitario se aventuró a adaptar la meditación budista a la ciencia occidental. De esta fusión salió el mindfulness como terapia psicológica, descartando los conceptos religiosos más anunciados y adoptando los componentes prácticos.

 

¿Dónde se usa?

Actualmente se usa el mindfulness en multitud de tratamientos psicológicos, estos se denominan terapias de tercera generación. Dentro de estas terapias existen las terapias basadas en mindfulness y las terapias con un componente mindfulness.

De las terapias basadas en mindfulness destacan los programas MBSR y MBCT, dos programas con un número de sesiones cerrado y con unas actividades guiadas muy concretas.

Por otro lado, las terapias que hacen uso de esta herramienta son la terapia de aceptación y compromiso (ACT) y la terapia dialéctica comportamental (DBT).

 

¿En que consiste hacer mindfulness?

El mindfulness consiste en realizar actividades de forma consciente, poniendo toda la atención en aquello que se está realizando.
Uno de los ejercicios más clásicos y a la vez más complicados es el de mantener la atención a la respiración. También se realizan ejercicios de metacognición, donde se presta atención a los propios pensamientos. Otros ejercicios son de consciencia corporal mientras se anda, se hacen ejercicios de equilibrio o estiramientos.

El objetivo de estos ejercicios es frenar el ritmo de nuestra mente, ser conscientes de nosotros mismos y de lo que nos rodea, sin prejuicios y sin intelectualizar. Se trata de sentir las sensaciones más básicas, aquellas que durante el día a día pueden pasar desapercibidas, y conectar con ellas.

La mente tiene tendencia a saltar de un pensamiento a otro, no deja espacios vacíos. Nos impide muchas veces de saborear las comidas, de disfrutar de un paseo y en general de estar presente en aquello que estamos realizando. Pasamos gran parte del día pensando en lo que he hecho antes y lo que tengo que hacer después, pero casi nunca estamos en el presente.

De esta forma el Mindfulness se posiciona como un recurso a considerar para un gran número de trastornos psicológicos y motivos de infelicidad.

Si este tema te interesa o quieres más información, haz clic aquí

Mindfulness